Hacer de elregionaldelzulia.com su página de inicio
Ciudad Ojeda - Cabimas, Lunes, 21 de Abril de 2014

HomeCosta OrientalRegionalNacionalInternacionalSucesosOpiniónFarándula

line

 
Juan Manuel Santos no toma partido en caso de alcalde Bogotá destituido
Entre tanto se pudo conocer que Santos tiene previsto reunirse con Gustavo Petro en la jornada en la casa de Gobierno.
 
 
Foto/Archivo
Juan Manuel Santos.

 

Bogotá

El presidente Juan Manuel Santos declaró el martes que no tomará partido ni a favor ni en contra del destituido alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, que informalmente ha pedido que el mandatario deje sin efecto la sanción que le impuso la Procuraduría General, en un fallo que ha generado una tormenta política por tratarse del gobernante capitalino, el más importante de elección popular después del jefe de Estado.

El Ministerio de Justicia ha dicho que al mandatario sólo le queda respetar y acatar la decisión del procurador general, Alejandro Ordóñez.

"No voy a tomar partido ni a favor ni en contra del Alcalde ni del Procurador; tomaré partido por la institucionalidad", dijo Santos en una entrevista con la radio La W al ser consultado sobre la reiterada demanda de Petro en torno a que por normas constitucionales sólo un jefe de Estado puede destituir al alcalde de Bogotá.

"Yo no tomo partido...(pero) si la Comisión Interamericana (de Derechos Humanos) le dicta medida cautelares (al alcalde) estoy obligada a cumplirlas", añadió el mandatario.

Entre tanto se pudo conocer que Santos tiene previsto reunirse con Gustavo Petro en la jornada en la casa de Gobierno.

Petro, un ex senador y ex guerrillero de 53 años, fue sancionado el 9 de diciembre por la Procuraduría General que lo destituyó del cargo y prohibió hacer política por 15 años por cambiar por decreto el sistema de recolección de basuras de la ciudad en diciembre del año pasado, lo que generó por tres días un desorden y reguero de bolsas de desperdicios.

El fallo es apelable ante la misma Procuraduría y hasta que sea ratificado, Petro sigue al frente del gobierno de la que con ocho millones de habitantes es la mayor ciudad de Colombia.

Desde la decisión de la Procuraduría, que en Colombia es una instancia facultada constitucionalmente para imponer sanciones administrativas, no penales, Petro ha insistido en que la decisión se trató de "un golpe de Estado".

El alcalde cita que por reglas de la Convención Americana sobre los Derechos Humanos los derechos políticos de una persona sólo pueden quitársele mediante una condena de un juez penal, lo que no es el caso del Procurador.

El alcalde prevé viajar en la jornada a Washington, sede de la Comisión Interamericana, para presentar su caso ante esa instancia, según ha dicho uno de sus defensores, el abogado Carlos Rodríguez.

 

Agencia AP / 17-12-2013


Publicidad
 
     
 
2009 © El Regional del Zulia C.A. RIF: J-7047636-2
Todos los Derechos Reservados. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.