Hacer de elregionaldelzulia.com su página de inicio
Ciudad Ojeda - Cabimas, Miércoles, 27 de Agosto de 2014

HomeCosta OrientalRegionalNacionalInternacionalSucesosOpiniónFarándula

line

 
Chavecista Verde

Guillermo Piñeiro Ríos

Médica

 

“Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor
ignorante, sabio, choro,
generoso, estafador”

Cambalache de Discépolo

Parece un personaje del realismo mágico, este politiquero que ensombrece la autenticidad del político con mayúscula; que es capaz de metamorfearse a lo Gregorio Samsa en un insecto conchúo tal como lo describe Franz Kaffa en su obra “Metamorfosis”.
Con caparazón mediante se hace inmune a la crítica y peor a la autocrítica por lo que es huérfano de principios y valores. Debilitado axiológicamente busca el poder como un fin, subordina los interés comunales a sus voraces requerimientos personales y así se convierte en preso de su morbosa obesidad tanto de su cuerpo como de sus arcas. Como carece de una filosofía política fácilmente puede trasegarse del color verde al rojo o viceversa, tal como el camaleón.

Este arlequín moderno vive un carnaval de irresponsabilidades personales y burocráticas que lo apartan de un comportamiento cristiano y social para acercarse más al de un falso chavecismo radical: pletórica corporalidad, maledicente y mal educado, actitudes fundamentalistas y sin aptitudes de ciudadano ejemplar; es enemigo del diálogo porque estima que sus argumentos son débiles; hasta los chavecistas moderados, sinceros en sus creencias, reconocen en este perfil la innata felonía del aprovechador.

Está signado por las cadenas desde las que llevaron sus muñecas hasta las colocadas en las puertas de un lugar público, enardecido por la soberbia. Nuevamente la ficción de ese camaleón le hace tener pesadillas cuando descarga la cadena de su inodoro para enviar al albañal su pútrida gestión de más de cinco lustros. Por eso no cree en la alternabilidad y le teme, porque pueden descubrir sus fechorías.

Mimetizado en su falso buda dorado, su realismo mágico lo lleva a rendir pleitesía a los poderosos y, por el contrario, humillar a los humildes para constituir la cuarta pata de una eterna corporación burocrática que ha convertido a su Macondo en un paisaje lunar.

¡Y colorín, colorado, este cuento ha terminado! Pero por si acaso hay que tener cuidado con el fen way park o monstruo verde de los Medias Rojas de Boston.

 


Publicidad
 
     
 
2009 © El Regional del Zulia C.A. RIF: J-7047636-2
Todos los Derechos Reservados. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.