Hacer de elregionaldelzulia.com su página de inicio
Ciudad Ojeda - Cabimas, jueves, 24 de abril de 2014

HomeCosta OrientalRegionalNacionalInternacionalSucesosOpiniónFarándula

line

   
Murió la pequeña de 5 años que se quemó en Santa Rita
Sandra Margarita Caballero Mejía expiró ayer, a las 6:30 de la mañana. El pasado 12 de marzo, su padre sufrió un accidente y se prendió en candela; ella lo abrazó para ayudarlo
 
 
Dig./ Roxana Pirela

 




Maracaibo
La luz de esperanza se apagó para la familia Caballero Mejía, cuando este sábado, a las 6:30 de la mañana, los médicos les notificaron que la pequeña Sandra Margarita acababa de fallecer.
La niña, de apenas 5 años, sufrió quemaduras de primer y segundo grado el pasado 12 de marzo, las cuales le afectaron el 80 por ciento de su humanidad, entre ellas sus piernas, brazos, pecho y, por supuesto, algunos órganos vitales.
Según Juan de Jesús Villanueva, aquella mañana del 12 de marzo él y su hijo mayor se dispusieron a quemar un lote de basura y maleza que los invadía; la familia reside en un caserío del sector Las Leonas, en el municipio Santa Rita.
Recolectaron todo y él le prendió candela; pero accidentalmente Villanueva tropezó una lata de gasolina y el fuego le alcanzó la ropa; la pequeña Sandra Margarita no corrió para protegerse y, por el contrario, se lanzó sobre su padre y lo abrazó para ayudarlo.
En vista de que ambos estaban envueltos en llama, el hombre corrió con su pequeña hija en brazos y se zambulló en un tanque de agua, logrando sofocar la candela.
Las quemaduras de Villanueva fueron leves y fueron atendidas en el propio hospital Senén Castillo Reverol; pero ante la gravedad del caso, Sandra Margarita sí requirió su traslado a la Unidad de Quemados del hospital Coromoto de Maracaibo, donde permaneció 18 días recluida, batallando por su vida.

 

Francisco Molina Ríos


Publicidad
     
 
2009 © El Regional del Zulia C.A. RIF: J-7047636-2
Todos los Derechos Reservados. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.